Puedes leer esta entrada en el blog en el que ha se ha publicado: AQUÍ
  • Para seguir el meme en este wiki:




Un meme para el 2º Encuentro de Edublogs

external image logo_ayerbe.jpgEn el 2º Encuentro de Edublogs, que vamos a celebrar en Ayerbe (Huesca) a principios de julio, estaremos unos cuantos amigos de Aulablog y El tinglado para organizar las comunicaciones, los talleres, las comidas y lo que salga. Ya se han apuntado otras personas que quieren aprender, junto a nosotros, a manejarse con las nuevas tecnologías y a perderle el miedo escénico a todo esto que se nos viene encima con Las competencias digitales en los nuevos currículos de la educación obligatoria. Pero, ¿realmente da miedo enfrentarse a estas nuevas herramientas que tenemos a mano para experimentar otro tipo de enseñanza basado en la colaboración y en la creación del propio conocimiento? Por este motivo, Charo Fernández me propone un //meme// sobre qué le diría a un compañero para que se atreva a utilizar las nuevas tecnologías en la enseñanza.
Charo nos lo pone de la siguiente manera:

Imagina que tienes un colega que imparte tu misma asignatura y quiere incorporar las TIC en su asignatura para el curso que viene. Viene a ti, ya que le suena que tú tienes un blog y enredas con estas cosillas, en busca de consejo. ¿Qué le dirías? ¿Cuáles serían las claves para que tu compañero tuviese éxito en esta tarea?

La verdad es que a mí me resulta fácil este meme, porque sobre este asunto he escrito en otros artículos de mi blog y porque en mi instituto hay compañeros que sienten curiosidad por estos temas pero no se atreven a dar el salto a la fama. Hay que decir que algunos compañeros ya utilizan las nuevas tecnologías de forma esporádica para dar clases o preparar actividades complementarias, aunque siempre hay profes como Maise que las utilizan para casi todo. A esta nueva especie de ser humano entiendo que va dirigido el meme de Charo, de manera que hay que convencer a un compañero docente para que se convierta en esta especie de mutantes en que nos hemos convertido algunos por medio de internet y de las nuevas tecnologías. Por tanto, Lo que yo le diría a un compañero que quisiera cambiar su vida en este aspecto sería lo siguiente:
  1. Las nuevas tecnologías son una aventura intelectual. Los docentes somos intelectuales antes que profesores de una asignatura concreta, y nada intelectual debe sernos ajeno. La cultura se está transformando debido a los nuevos medios y a las poderosas herramientas de adquisición de conocimientos, y la sociedad se ve influida por estos cambios profundos. La tecnología ahora se da la mano con la cultura en una nueva era del conocimiento que sigue las huellas del Renacimiento en lo que tiene de unidad de las ciencias y las letras. Ninguna faceta del conocimiento escapa ya al uso de las nuevas tecnologías, y por tanto la enseñanza y el aprendizaje se tienen que beneficiar de todo esto. No hacerlo sería quedarnos empantanados, obsoletos, inútiles.
  2. Con las nuevas tecnologías se aprende de otra forma. La enseñanza propiamente dicha ha perdido vigencia; ahora es el aprendizaje lo que cuenta. Los docentes somos los guías que dirigimos a los alumnos en la búsqueda de su propia formación, de unos conocimientos adaptados a sus capacidades e intereses, y del fomento de su creatividad y de su expresión personal en medio de un ambiente comunicativo y de trabajo en colaboración. Esto puede resultar complicado, por eso no me parece mal que los docentes comiencen utilizando las nuevas tecnologías como complemento de las antiguas enseñanzas. Hay una crítica injustificada al uso de estas tecnologías como nuevo soporte de lo que ya se hace en las clases. Los nuevos medios y soportes en sí mismos cambian la forma de entender el aprendizaje: no es igual una lección en un libro de texto que presentada en forma de presentación multimedia. Como tampoco es igual una pizarra convencional que una pizarra digital, y no sólo en el precio.
  3. Las nuevas tecnologías nos dan superpoderes. Porque estoy seguro de que quienes se han metido en esto y han sobrevivido al intento tienen la sensación de que su vida ha cambiado radicalmente, de que son otra persona, y no creo exagerar. Los nuevos conocimientos adquiridos en internet y las inmensas posibilidades que nos brindan las nuevas tecnologías han modificado nuestra relación con el mundo, la enseñanza y la cultura; y además hemos hecho amigos. Esto supone que nuestro contacto directo con las nuevas tecnologías nos ha dotado de unos superpoderes que antes no teníamos y que nos permiten manejarnos con soltura en muchos ámbitos, sobre todo en la educación. Somos superprofes que podemos volar a cualquier parte del planeta y solucionar muchos problemas que otros no saben cómo solventar.
  4. Hay que construir una sociedad igualitaria con tecnologías para todos. Los actuales peligros de internet que nos presentan en los medios de comunicación sólo sirven para despistar. El verdadero peligro es que las nuevas tecnologías supongan una brecha digital entre ricos y pobres que aumenten las distancias entre unos y otros. Es un peligro muy real y ya presente que requiere la colaboración de todos los docentes para su erradicación; de lo contrario, no vale la pena apostar por el cambio. La nueva cultura ha nacido en una internet libre y creativa donde se comparte el conocimiento mediante una comunicación universal. Esta libertad ha calado en la gente; por tanto, ninguna empresa, por muy grande y poderosa que sea, puede arrebatarnos la posibilidad de elegir lo que más nos convenga para nuestra formación como personas que viven en libertad. Quien piense que esto es utópico es que no conoce el mundo en el que vive o en el que está a punto de vivir, pues en el futuro todas las aplicaciones serán software libre de código abierto. Así que quien empiece en esto, que sepa dónde está pisando, no sea que se embarre hasta las rodillas.
  5. Esto es una revolución cultural y social. Pero no una revolución hecha desde arriba por las elites. Los docentes y los periodistas somos los más implicados en ella, pues somos los que más cerca estamos de la gente en su formación e información. En nuestras manos está que esta revolución cale y sea positiva o se pierda en publicidad y en tonterías. Por ello, sepamos estar donde nos corresponde según la responsabilidad que adquirimos al ser docentes.
Quizá mi compañero de instituto se asuste cuando lea este discurso, pero no puedo ser más suave cuando aquí nos jugamos tantas cosas, y el tiempo pasa y pasa sin que se tomen medidas apropiadas. En todo caso, me alegro de haber podido vivir intensamente todos estos cambios culturales propiciados por las nuevas tecnologías. Cuando ya el mundo parecía que iba a ser aburrido de solemnidad, surgieron estas herramientas producidas por la inteligencia humana más creativa. Aquí tenemos materia para no aburrirnos durante mucho tiempo y para poder contárselo a nuestros nietos.
Como ya he dicho, en la Web se hacen muchos amigos, y son incontables los posibles continuadores de este meme. Quiero ser fiel a las personas con quienes más he colaborado, ya sea en mi instituto o en este blog, y por eso voy a pedir a Lourdes Barroso, Maise Herrero y Javier Escajedo que continúen atrayendo más gente a esta formidable aventura con sus memes. Me da la sensación de que en el mío me he ido un poco por las ramas, como me ocurre a veces, pero no quería dejar pasar lo que me parece fundamental antes de que tratemos asuntos más concretos, como muy bien han hecho Aníbal de la Torre en su meme y Charo en su respuesta. Espero que Maise, Lourdes y Javier sepan centrarse en las ideas que pide Charo en su propuesta, a quien agradezco el detalle de pasármela.


  • Para seguir el meme en este wiki: